Miles de jubilados en España se movilizaron este sábado por todo el país para exigir una pensión digna y defender el sistema público de pensiones.

Las personas y movimientos sociales piden una pensión mínima de EUR 1.080, que la Constitución blinde su asignación y que “no dependan de los vaivenes de los políticos”, así como que aumente junto con el IPC (Índice de Precios al Consumidor).

La jornada fue convocada por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, y a ella se han sumado cerca de 200 ciudades y municipios españoles.

En Madrid y Bilbao se registró el mayor número de asistentes. En la capital la movilización tuvo lugar desde Cibeles hasta la Puerta del Sol. En otras ciudades como Barcelona, Valencia, Santander, así como en Andalucía, también salieron a las calles.

Algunas de las consignas fueron ‘Pensiones públicas dignas’ o ‘Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden’.

Los manifestantes aseguran que sus pagos no les alcanzan para cubrir los gastos mensuales. Por ejemplo, personas que cotizaron entre 40 y 50 años reciben mesadas de entre EUR 400 y EUR 800, según denuncian ante la prensa local.

Fuente