El jefe de política exterior de la UE, Federica Mogherini, comentó el sábado los planes del presidente turco Recep Tayyip Erdogan para llevar a cabo una operación militar en el este de Siria, instando a Ankara a abstenerse de cualquier acción unilateral en el área.

El viernes, Erdogan dijo que Ankara estaba lista para iniciar una operación en el Manbij sirio contra las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG) si Estados Unidos no las retira del área. Erdogan discutió la situación en Siria con Trump el mismo día.

«Esperamos que las autoridades turcas, por lo tanto, se abstengan de cualquier acción unilateral que pueda socavar los esfuerzos de la Contra-Daesh [nombre alternativo para el grupo terrorista del Estado Islámico, ilegalizada en Rusia] de la Coalición o que se arriesgue a una mayor inestabilidad en Siria. «La lucha contra Daesh está entrando en sus etapas finales. Todas las partes deben trabajar para lograr su próxima derrota, que sigue siendo un objetivo indispensable para cualquier solución duradera a la crisis siria», dijo Mogherini.

Señaló que la Unión Europea estaba preocupada por las declaraciones de Erdogan.

«Esperamos que todas las partes respeten en todo momento sus obligaciones internacionales de proteger a los civiles y permitan el acceso humanitario», agregó el funcionario de la UE.

Las autoridades turcas consideran al YPG como una filial del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que figura como una organización terrorista en Turquía, los Estados Unidos y la Unión Europea. Ankara ha afirmado que la presencia de YPG cerca de su frontera obstaculiza su seguridad nacional.

Fuente