Millones de dólares en armas israelíes terminaron en Sudán del Sur, extendiendo así la duración de una guerra civil mortal allí, informó el periódico Jerusalem Post.

Israel tiene vínculos estrechos con el régimen de Sudán del Sur, que está acusado de usar armas y equipos de vigilancia israelíes en la guerra civil, que ha dejado cerca de 400.000 muertos desde 2013.

El ex jefe de la dirección de operaciones del ejército israelí, Israel Ziv, ha sido citado como uno de los agentes que utilizaron entidades legales como cobertura para la venta de armas por valor de millones de dólares a Sudán del Sur.

Su nombre fue revelado luego de ser sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos el viernes por alimentar el conflicto en Sudán del Sur, donde Washington tiene sus propios intereses creados.

Según una declaración del Tesoro, Ziv utilizó una compañía agrícola que estaba presente nominalmente en Sudán del Sur para llevar a cabo proyectos agrícolas y de vivienda para el gobierno.

Sin embargo, los proyectos fueron «una cubierta para la venta de aproximadamente $ 150 millones en armas al gobierno, incluidos rifles, lanzagranadas y cohetes lanzados desde el hombro», se indicó en el comunicado.

Israel Ziv, mayor general retirado israelí
Ziv fue pagado a través de la industria petrolera de Sudán del Sur y se dice que «mantuvo la lealtad de altos funcionarios del Gobierno de Sudán del Sur a través de sobornos y promesas de apoyo de seguridad», agregó.

Según el informe, en estrecha colaboración con una importante empresa petrolera multinacional, también planeó ataques de mercenarios en los campos e infraestructura petroleros de Sudán del Sur, en un esfuerzo por crear un problema que solo su compañía y sus afiliados podrían resolver.

Israel reconoció Sudán del Sur el 10 de julio de 2011, un día después de que se separó de Sudán. El país más joven de África ha estado envuelto en una guerra civil desde diciembre de 2013, luego de un desacuerdo político entre el presidente Salva Kiir y el ex vicepresidente que había despedido, Riek Machar.

En 2016, una investigación israelí del Canal 2 implicó a Ziv en la organización de operaciones de relaciones públicas para el presidente Kiir.

Con el número de muertos estimado en 400,000, millones de personas también han sido desplazadas de sus hogares en los combates.

Se dice que Israel está tratando de aprovechar la insurgencia y la militancia de Takfiri se adueña de partes de África para vender equipamiento militar avanzado a estados plagados de conflictos como Sudán del Sur.

Un informe de la ONU de 2016 dijo que los rifles automáticos Micro Galil de Israel están «presentes en mayor número que antes del estallido del conflicto» en Sudán del Sur.

Los rifles vendidos a Uganda en 2007 fueron transferidos a Sudán del Sur en 2014, según el informe, y agregaron que los fusiles israelíes ACE también se usaron en la masacre de ciudadanos Nuer de 2013 en Juba, capital de Sudán del Sur.

Fuente