El mandatario ha aterrizado en la jornada de hoy en el aeropuerto de Damasco, la capital, donde el presidente sirio le ha recibido. Ambos jefes de Estado después han celebrado reuniones bilaterales sobre temas de interés. Se trata de la primera visita del líder de un país árabe a Siria desde que comenzó la crisis en este país a mediados de marzo de 2011, por lo que esta visita lleva un gran valor simbólico y es señal de un posible acercamiento entre Damasco y los Estados árabes.

Según la agencia siria oficial de noticias SANA, los dos presidentes han discutido sobre las crisis que enfrentan muchos países árabes y la necesidad de nuevos principios y parámetros en las relaciones entre los Estados árabes.

“Los presidentes discutieron sobre las situaciones y las crisis que enfrentan muchos países árabes y la necesidad para desarrollar nuevos principios para las relaciones interárabes basadas sobre el respeto a la soberanía de los países y la no interferencia en los asuntos internos de otras naciones árabes”, se lee en un comunicado difundido por el Despacho Presidencial sirio, según cita SANA.

Del mismo modo, Al-Asad ha advertido a los países árabes que su dependencia del Occidente no les traerá beneficio alguno por lo que les aconsejó a los líderes árabes al panarabismo para facilitar el progreso del mundo árabe. Por su parte, el presidente sudanés ha expresado su esperanza de que prontamente Siria recobre su papel en la región y que el pueblo sirio sea capaz de decidir por sí mismo su futuro sin intervención extranjera alguna.

Algunos meses después del estallido del conflicto en Siria, la Liga Árabe (LA), ente que integran todos los países árabes, suspendió en 2011 la membrecía de Damasco en este bloque, acusándole de “no haber facilitado una solución política a la crisis”, para después imponerle varias sanciones económicas y políticas. En actualidad, delegaciones de muchos países occidentales y árabes han iniciado sus viajes a Siria para realizar los preparativos con el fin de facilitar la reanudación de las relaciones con Damasco en ámbitos de diplomacia, economía e industria, según resaltó anteriormente el jefe del Ejecutivo sirio.

Fuente