Ondeando las banderas verdes del movimiento que revolucionó la vida de los palestinos en las últimas décadas, cientos de miles de gazatíes se concentraron en la plaza Al-Katiba. Una oportunidad que los residentes de la Franja han querido aprovechar para afirmar que seguirán firme ante la ocupación del régimen israelí, tal como lo han manifestado durante las Marchas del Retorno de las últimas semanas, unas manifestaciones que, según el líder de HAMAS, Ismail Haniya, han empezado a dar frutos.

Haniya prometió la liberación de todos los presos palestinos retenidos en las cárceles israelíes. Además, lamentó la normalización de relaciones de algunos países árabes con el régimen de Tel Aviv. De igual forma, agradeció el apoyo de Irán a la Resistencia y al pueblo palestino.

Durante el evento se realizó un desfile del Ejército de Ezzedin Al-Qassam, el brazo armado de HAMAS, coyuntura que aprovecharon los demás líderes y miembros de la resistencia palestina para darles las gracias por su lucha y sacrificio por el pueblo palestino.

Después de afrontar dos Intifadas, los palestinos salen en el trigésimo primer aniversario de HAMAS para darles su apoyo, y para informar al mundo de que la resistencia es un derecho legítimo.

 

Fuente