El semanario Le Journal du Dimanche, citando una fuente de los servicios de inteligencia franceses, ha señalado este domingo que ni la Dirección General de Seguridad Exterior (DGSE) ni la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) lograron determinar la presunta implicación directa de los servicios rusos en la difusión de noticias falsas o planes de conspiración en el marco del movimiento de los “chalecos amarillos”.

“Hasta la fecha, no se ha encontrado evidencia de su implicación (rusa) en el movimiento (de los chalecos amarillos)”, ha precisado el periódico semanal, al agregar que estos no son resultados definitivos de las indagaciones al respecto.

El pasado 9 de diciembre, el canciller francés, Jean-Yves Le Drian, anunció que la Secretaría General de Defensa y Seguridad Nacional de Francia investiga la presunta participación de Rusia en las protestas de los “chalecos amarillos”.

En respuesta, el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, desmintió el pasado lunes “rumores” que la vinculan con dichas protestas, asegurando que el Kremlin “respeta” la soberanía gala.

Las protestas de los “chalecos amarillos” comenzaron el 17 de noviembre en contra del aumento del precio del combustible y el costo de vida. Aunque París anuló más tarde su plan para subir los impuestos a los carburantes, el movimiento no ha hecho sino crecer hasta convertirse en una marea de protestas diarias contra la política del presidente Emmanuel Macron.

La quinta jornada de estas manifestaciones tuvo lugar el sábado, cuando unas 66 000 personas se manifestaron en París (la capital francesa) y otras grandes ciudades del país, de las cuales más de 120 fueron arrestadas y decenas resultaron heridas.

Tras un mes de masivas protestas de los “chalecos amarillos”, la aprobación a la gestión de Macron cae a su nivel más bajo y se sitúa en un 23 %, según un sondeo elaborado por el Instituto francés de Opinión Pública.

 

Fuente