El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, envió este sábado una cartaal pueblo de Cuba, en la que habló sobre el plan del Programa Más Médicos, puesto en marcha por su Dilma Rousseff en 2013, y criticado por el presidente electo Jair Bolsonaro, quien asentó las condiciones para la salida del país de los profesionales de la salud cubana.

Lula, quien se encuentra cumpliendo una pena por supuesta corrupción -pese a no haberse presentado pruebas concluyentes por parte de la Fiscalía-, rechazó las medidas tomadas de Bolsonaro y agradeció la colaboración de los doctores cubanos que formaron parte del plan inicial.

«Lamento que el prejuicio del nuevo Gobierno contra los cubanos haya sido más importante que la salud de los brasileños que viven en las comunidades más distantes y necesitadas», sostuvo el exmandatario brasileño.

Para Lula, el pueblo cubano «puede sentirse muy orgulloso de sus médicos y de sus escuelas de Medicina».

El miércoles 14 de noviembre, el Ministerio de Salud Pública de Cuba informó que no continuaría participando del Programa Más Médicos de Brasil debido a los constantes cuestionamientos al proyecto, por parte del ya electo Jair Bolsonaro.

«Jair Bolsonaro, con referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de nuestros médicos, ha declarado y reiterado que modificará términos y condiciones del Programa Más Médicos, con irrespeto a la Organización Panamericana de la Salud y a lo convenido por esta con Cuba.», afirmó el Gobierno cubano en esa oportunidad.

Gran parte de la población pobre de Brasil era atendida por médicos cubanos. En el programa, respaldado por la Organización Panamericana de la Salud, participan también profesionales brasileños y de otros países.

 

Fuente