Donald Trump aseguró hoy que el programa de humor «Saturday Night Live» debería llevarse a los tribunales después de emitirse una parodia que involucraba al mandatario.

«Un escándalo real es la cobertura parcial, hora tras hora, de redes como NBC y máquinas de centrifugado demócratas como Saturday Night Live. No son más que una cobertura injusta de las noticias y anuncios demócratas. Debería ser probado en los tribunales, ¡no puede ser legal! ¡Solo difaman y minimizan! ¿Confabulación?», afirmó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Las palabras de Trump llegan después de la emisión de un «sketch» en el que se parodia cómo sería Estados Unidos si él no hubiera sido elegido presidente en los comicios de 2016, una fantasía en la que estaba divorciado de la primera dama, Melania Trump, y en la que es el actor Alec Baldwin quien encarna al mandatario.

En este programa, Ben Stiller interpreta al exabogado personal de Trump Michael Cohen; Robert De Niro, al fiscal especial de la trama rusa Robert Mueller; y Matt Damon, al juez del Tribunal Supremo Brett Kavanaugh.