El Gobierno de Petro Poroshenko ha recibido este martes un importante respaldo de la entidad monetaria, según un comunicado del organismo. Este programa involucra un préstamo total de 3900 millones en un periodo de 14 meses.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), a mediados de octubre, dio su acuerdo de principio a esta ayuda a Kiev, que está saliendo de una severa crisis económica y debe hacer frente a importantes vencimientos de deuda de aquí a 2020.

“Las autoridades ucranianas restablecieron con éxito la estabilidad macroeconómica y el crecimiento con el respaldo de la comunidad internacional”, dijo David Lipton, número dos del FMI.

Subrayó, además, que “la política monetaria y presupuestaria, así como una tasa de cambio flexible, contribuyeron a reducir los déficit del presupuesto. Las reservas fueron en parte reconstituidas y la confianza [de los mercados] mejoró”.

A fines de noviembre, la directora general del FMI, Christine Lagarde, había estimado que las condiciones estaban reunidas para aprobar este programa de ayuda en las condiciones fijadas por la institución.

El Parlamento ucraniano adoptó el presupuesto 2019 previendo un déficit de alrededor del 2,3 % del producto interno bruto (PIB), un alza de las tarifas del gas y la calefacción y un mejoramiento del manejo de los bancos controlados por el Estado.

La ministra de Finanzas, Oksana Markarova, aseguró entonces a los diputados que este presupuesto “equilibrado y realista” permitiría “comenzar serenamente el año 2019”.

 

Fuente