En el Día Internacional del Migrante los franceses se mostraron en todo el país para exigir el respeto y un trato humano con los migrantes que llegan a Francia. Las calles de París se han llenado de manifestantes en el Día Internacional del Migrante. La suerte reservada a millones de personas que llaman a las puertas de Europa preocupa a estos hombres y mujeres que piden un cambio drástico en las políticas migratorias de la Unión Europea (UE).

Francia ha firmado el Pacto Mundial sobre Migración propuesto por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pero no por ello faltan las críticas hacia la política migratoria del Gobierno de Emmanuel Macron, que ha hecho aprobar en 2018 por su mayoría parlamentaria una ley que para estos manifestantes no hace más que facilitar la detención, condena y expulsión de los migrantes.

 

Para las asociaciones que están lo más urgente es evitar la muerte de decenas de miles de hombres, mujeres y niños que intentan llegar a Europa. No hacer del Mediterráneo un cementerio. Libertad e igualdad de derechos para todos aquellos que viven en Francia, sean inmigrantes o refugiados. Este es el mensaje que quieren hacer oír los manifestantes a su Gobierno. Un mensaje que quiere el respeto de los derechos humanos.

Fuente