La estrategia estipula la formación de la llamada Unidad de Evaluación de la Red, que se ocupará de las capacidades del ejército británico para contener las amenazas que emanan de lo que Londres ve como estados extranjeros hostiles, incluidos Rusia, Irán y China.

Gran Bretaña está considerando la adopción de una estrategia que el país no ha utilizado desde el calor de la Guerra Fría para hacer frente a una supuesta amenaza de Rusia, dijo Bloomberg citando al secretario de Defensa, Gavin Williamson.

La estrategia contempla la creación de la llamada Unidad de Evaluación de la Red dentro del Ministerio de Defensa del Reino Unido, que se encargará de evaluar las capacidades de lo que Londres percibe como estados extranjeros hostiles, incluidos Irán y China.
Debido a la ayuda de una junta de expertos externos, esta unidad permanente también evaluará la capacidad del ejército británico para responder a las amenazas de hoy en día.

De acuerdo con la nueva estrategia, el Reino Unido reforzará la preparación para el combate de los buques de guerra de Gran Bretaña, los submarinos y helicópteros de ataque, y aumentará las operaciones cibernéticas ofensivas, según Williamson.

Un análogo de la Unidad de Evaluación de la Red del ejército británico se formó en la década de 1980, pero luego se disolvió a raíz de la política de «glasnost» (apertura) seguida por el entonces líder soviético Mijail Gorbachov.

A principios de este año, Williamson dio a conocer la nueva Estrategia Ártica de Defensa del Reino Unido, citando crecientes amenazas en la región y los supuestos intentos de Rusia de militarizarla.

Anteriormente, Londres expresó reiteradamente su preocupación por el supuesto aumento de la presencia militar y las actividades de Rusia en la región del Ártico, y expresó temores de que la navegación en el Ártico podría ser limitada.

Moscú ha rechazado sistemáticamente las acusaciones, señalando que considera que el Ártico es un área para el diálogo constructivo y la cooperación equitativa y sin conflictos en interés de todas las naciones.

Fuente