Los simulacros se producen después de que Alexander Dvornikov, comandante del Distrito Militar del Sur de Rusia, anunciara que los militares habían completado el rearme de las fuerzas de defensa aérea estacionadas en Crimea con el potente sistema S-400 de renombre mundial.

Según el portavoz de la flota rusa del Mar Negro, Alexei Rulev, se han cerrado con éxito los ejercicios militares con los sistemas de misiles S-400 de Rusia.

«Los equipos de combate de los sistemas de misiles S-400 Triumf de las Fuerzas Aeroespaciales [rusas] y las unidades de defensa aérea del Distrito Militar del Sur desplegadas en Crimea han realizado simulacros de defensa aérea», dijo.

Agregó que durante los ejercicios, se encargó a los militares el despliegue de los lanzadores S-400 y las instalaciones de radar, así como el re-despliegue en nuevas áreas.

Después de eso, los sistemas S-400 se pusieron en alerta de combate y comenzaron a recopilar datos sobre la situación aérea. Los ejercicios terminaron con la destrucción de un objetivo simulando un misil de crucero «enemigo».

El S-400 Triumf (nombre de reporte de la OTAN SA-21 Growler) es el sistema de misiles tierra-aire (SAM) más avanzado de Rusia, y tiene un alcance de 400 kilómetros (248 millas). Es capaz de rastrear y destruir todos los objetivos aéreos, incluidos los misiles balísticos y de crucero.

Fuente