El Ejército Nacional de Libia ha pedido al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que inicie una investigación inmediata sobre lo que dice son dos envíos de equipo militar de Turquía al país del norte de África.

El ejército, en un comunicado emitido el miércoles por la noche, expresó su profunda preocupación por la llegada de los envíos, con varios tipos de rifles y municiones, a la ciudad portuaria de Al Khoms, en el oeste de Libia, el lunes y martes.

“La munición en esos envíos incluía más de 4.2 millones de balas, suficientes para matar a casi el 80 por ciento de los libios, así como pistolas y rifles con sus accesorios, incluidos silenciadores utilizados para asesinatos. «Esta es una prueba de que el propósito (de esas armas) se usará para operaciones terroristas en los territorios libios», dice la declaración.

Agregó que «el comando general del ejército exige que el Consejo de Seguridad de la ONU, las Naciones Unidas y la Misión de las Naciones Unidas en Libia condenen a la República de Turquía e inicien una investigación inmediata».

Las autoridades turcas aún no han comentado sobre la declaración libia.

Los informes sobre el papel de Turquía en el conflicto libio empezaron a surgir en enero de 2013, cuando el periódico de lengua turca Hurriyet informó que las autoridades griegas habían encontrado armas turcas en un barco que se dirigía a Libia, después de que se detuviera en Grecia debido al mal tiempo.

En diciembre de 2013, los medios de comunicación egipcios informaron que la Autoridad de Aduanas de Egipto había supervisado cuatro contenedores llenos de armas procedentes de Turquía y se creía que se dirigía a los militantes libios.

En agosto de 2014, el hombre fuerte de Libia, Khalifa Haftar, ordenó a sus fuerzas que bombardearan un barco cargado con armas procedentes de Turquía y que se dirigía hacia el puerto libio de Derna.

Un oficial del ejército libio dijo en enero de 2015 que tanto Turquía como Qatar estaban suministrando armas al grupo militante «Dawn of Libya» a través de Sudán, en flagrante violación del embargo de armas de la ONU impuesto a Libia desde 2011.

Además, Turquía ha sido acusada de albergar a terroristas Takfiri en Libia.

En enero de 2017, según los medios libios, el grupo militante Ansar al-Sharia vinculado a Al Qaeda dijo que su líder, Mohammed al-Zahawi, había muerto en un hospital turco, donde estaba recibiendo tratamiento por «una lesión sufrida en las batallas de Benghazi. «Su cuerpo fue enviado de regreso a la ciudad de Misrata, en el noroeste de Libia, para su entierro, según los informes.

Fuente