Las autoridades de los países occidentales utilizan los medios de información para intentar demonizar a Rusia, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

«Es más cómodo para ellos demonizar a los rusos, representarlos como omnipotentes», dijo Peskov en una entrevista concedida al canal Rossiya 24.

Añadió que prefieren «intimidar» a sus ciudadanos con los «terribles rusos» en lugar de cooperar con Moscú que, a su vez, propone a otros países luchar juntos contra las ciberamenazas a fin de garantizar la seguridad global y «formular una comprensión de la sustancia de los medios del nuevo siglo de información».

Peskov destacó que actualmente ningún país del mundo sabe los métodos eficaces de la lucha contra las noticias falsas.

Al mismo tiempo, indicó que hay países donde el presidente ruso, Vladímir Putin, es muy popular entre los ciudadanos y se considera «un héroe».

El portavoz del Kremlin contestó afirmativamente a la pregunta si la búsqueda de la llamada huella rusa en los acontecimientos en todo el mundo es una guerra mediática.

«Obviamente es una guerra, y una guerra con varios campos de batalla, por ejemplo, se desarrolla una guerra en EEUU entre el presidente del país (Donald Trump) y los medios estadounidenses», señaló.

Peskov agregó que el líder francés, Emmanuel Macron, lucha también contra la cadena televisiva rusa RT.

«¿No es una guerra, no permitir que un medio de información entre en el palacio presidencial?» preguntó.

En 2017, durante la campaña electoral, los periodistas de RT y Sputnik France no fueron acreditados para cubrir las actividades del equipo de Macron.

Tras la llegada al poder de este último, los permisos tampoco fueron otorgados.

La agencia Reuters informó antes, citando a un consejero del líder francés, que el Elíseo tiene una actitud positiva respecto al tema de la acreditación de RT France y Sputnik.

La fuente, que pidió anonimato, recordó que ambos medios fueron acreditados para los eventos con motivo del 100 aniversario del fin de la Primera Guerra Mundial, que tuvieron lugar en París a principios de noviembre.

La redactora jefa de Sputnik France, Natalia Nóvikova, declaró entonces que la actitud de la administración de Macron infunde esperanzas de que las autoridades adopten un enfoque positivo, sin embargo la agencia espera recibir una confirmación oficial por parte del Elíseo.

Por su parte, el Departamento de Justicia de EEUU incluyó el 13 de noviembre de 2017 a la cadena RT America en su lista de «agentes extranjeros» alegando una polémica ley del año 1938 conocida como FARA.

Dos semanas después, el Congreso estadounidense retiró la acreditación a los periodistas de RT America, lo que les impide ejercer su labor periodística en esa institución.

 

Fuente

 

Para mas noticias suscribase a nuestro canal: https://zen.yandex.ru/news-front.info