El envenenamiento de los Skripals fue un pretexto para atacar a Rusia e imponer sanciones de acuerdo con la «mentalidad rusofóbica», dijo Vladimir Putin, mientras que la reacción del mundo al asesinato y descuartizamiento de Jamal Khashoggi fue muy diferente.

«Hay muchas sanciones contra Rusia … esta es una mentalidad rusofóbica politizada. Este es un mero pretexto para lanzar otro ataque a Rusia «, dijo Putin el jueves al comentar sobre el envenenamiento de los Skripals. Si Skripal no existiera, tendría que ser inventado, sugirió el presidente ruso.

Cuando un corresponsal de RT comparó el asunto de Skripal con el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi, Putin dijo que el malogrado periodista «fue asesinado, eso es evidente, pero Skripal está vivo, gracias a Dios». Sin embargo, «hay un silencio absoluto» en el caso Khashoggi, mientras que Rusia está siendo abofeteada con más y más sanciones.

“El único objetivo es contener el desarrollo de Rusia como un competidor potencial. No veo ningún otro objetivo «, cree Putin.

Fuente