El Programa Mundial de Alimento (PMA) de la ONU reducirá su asistencia en Cisjordania y Gaza, que afectará a 193.000 palestinos, debido al recorte de sus fondos, especialmente, de Estados Unidos, confirmó hoy  a Efe un portavoz de dicha organización.

Las ayudas de unas 27.000 personas en Cisjordania «quedarán completamente interrumpidas y unas 166.000 de Gaza y Cisjordania recibirán el 80% del subsidio» (unos 8 dólares de los 10 que solían recibir)», explicó.

Las reducciones comenzarán a aplicarse a partir del 1 de enero de 2019.

Disminución de las donaciones

Raphael du Boispean, un portavoz del PMA, atribuyó la crisis al «problema recurrente» de la disminución de las donaciones.

Los palestinos se han enfrentado a importantes recortes presupuestarios este año después de que Estados Unidos recortó los fondos para la agencia para los refugiados de palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) y para los programas de USAID en los territorios palestinos.

El Programa Mundial de Alimentos, creado en 1962 para reducir el hambre y la pobreza, depende completamente de fondos voluntarios, principalmente de los estados miembros de Naciones Unidas.

Según la misión, durante los últimos años los países han ido disminuyendo gradualmente su aportación a las organizaciones humanitarias que trabajan en los territorios palestinos.

 

Fuente