Anteriormente, el ministro de Defensa turco anunció que el país estaba «intensamente» preparado para lanzar otra operación contra los kurdos sirios en Manbij, en la gobernación de Alepo y al este del Eufrates. El anuncio se produjo el día después de que Estados Unidos decidiera retirar sus tropas de Siria.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que después de una conversación telefónica con el presidente estadounidense, Donald Trump, el 14 de diciembre, decidió posponer el inicio de la operación militar en Siria.

«La decisión de llevar a cabo la operación al este del Éufrates se toma, pero, luego de las conversaciones con Trump y los eventos recientes, decidimos posponer su inicio», dijo Erdogan.

El presidente turco también compartió que Trump tomó su decisión de retirar a las tropas estadounidenses de la República Árabe después de que prometió que Turquía eliminaría todas las fuerzas restantes de Daesh * de Siria.

Durante su discurso, Erdogan también aseguró que Turquía no tiene ningún reclamo sobre los territorios sirios, pero se ha visto obligado «a tomar medidas para estabilizar la situación en Siria». Destacó que Ankara «no hará ninguna concesión», cuando la seguridad nacional del país está en juego.

El ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, anunció el 20 de diciembre que Turquía estaba «intensamente» preparándose para lanzar otra operación contra los kurdos sirios, que tendrá lugar en Manbij, en la gobernación de Alepo y al este del Eufrates. El anuncio se produjo el día después de que Estados Unidos declarara que retirará sus tropas de Siria en los próximos 100 días.

La operación turca en Siria tendrá como objetivo acabar con las fuerzas YPG en Siria. Anteriormente, Ankara acusó a Washington de suministrar armas al grupo, a pesar de que Turquía lo consideraba una organización terrorista.

Turquía acusa a los kurdos sirios de realizar actividades terroristas junto con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Ankara ha estado luchando contra este último desde la década de 1980, cuando el grupo exigió por primera vez la autonomía de los territorios poblados por kurdos. Turquía insiste en que este último recurrió a realizar ataques terroristas para lograr sus objetivos y prohibió al PKK como grupo terrorista.

Fuente