El presidente de Bolivia, Evo Morales, inauguró hoy el primer puesto militar adelantado de 25 previstos en la frontera del país con Chile para fortalecer la lucha contra el contrabando.

La instalación en forma de domo o cúpula ubicada en Charaña, provincia de Pacajes del departamento de La Paz, cuenta con 42 camas, cocina, sala de reuniones, cuarto para armamento y todos los servicios para garantizar las condiciones de vida de los agentes de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) que combaten ese delito.

Morales aseguró que enfrentar la entrada y salida ilegal de mercancías ayuda a la economía y la industria nacionales, y con una salida al mar, el crecimiento del sector sería en más de un 2 por ciento.

Por otra parte, el viceministro de Lucha Contra el Contrabando, Gonzalo Rodríguez, destacó las facilidades para armar y desarmar esos puestos y trasladarlos a otros sectores si fuera necesario.

Rodríguez precisó que cinco cuarteles serán entregados cada mes, mientras anunciaba la instalación de otros seis en la zona fronteriza con Perú y para marzo de 2019 tener controlados ambos límites.

Afirmó que durante 193 años Bolivia careció de estrategias para combatir el contrabando y, gracias al presidente Evo Morales, fueron implementadas políticas que posibilitaron incautar hasta la fecha 342 vehículos en 120 días de la creación del Comando Estratégico de Lucha Contra el Contrabando.

Fuente