El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó de manera unánime una resolución presentada por el Reino Unido que aprueba el envío de un equipo de la ONU para monitorear la tregua en la ciudad portuaria de Hudaydah, Yemen.

La resolución autoriza al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, a enviar un equipo avanzado a la ciudad por un periodo inicial de 30 días.

La semana pasada, las partes del conflicto de Yemen acordaron retirar a sus militantes de la ciudad portuaria e instaurar un cese al fuego acordado durante negociaciones auspiciadas por la ONU en Suecia.

La tregua entró en vigencia el pasado martes.

El enviado especial de la ONU para Yemen, Martin Griffiths, pidió al Consejo la semana pasada instaurar “un régimen de monitoreo robusto”, que asegure el cumplimiento de la tregua.

Yemen permanece en estado de guerra civil desde el 2014, cuando los rebeldes hutíes se apoderaron de gran parte del país, incluyendo la capital, Saná.

El conflicto se intensificó después de que Arabia Saudita y sus aliados árabes lanzaran una campaña aérea en el 2015 con miras a frenar la expansión militar de los hutíes y reforzar el gobierno del país. Hudaydah es un punto vital para el ingreso de ayuda humanitaria al país azotado por la guerra.

 

Fuente