Estados Unidos está en el umbral de un nuevo cierre del Gobierno. El presidente Donald Trump continúa pidiendo fondos para la construcción de un muro fronterizo con México y echa la culpa de un eventual cierre de Gobierno a los demócratas, un cierre que según Trump sería uno de los más largos de la historia.

El jueves por la noche, la Cámara de Representantes aprobó un presupuesto provisional para financiar las agencias gubernamentales. La moción incluye más de 5000 millones de dólares destinados para la construcción del muro fronterizo.

Por iniciativa del líder republicano del Senado, Mitch McConnell, republicanos y demócratas llegaron a un acuerdo esta semana para financiar la Administración hasta febrero; pero el mandatario dinamitó ese consenso el jueves, al anunciar que solo firmaría un presupuesto que incluya fondos para la barrera fronteriza.

Ya la pelota está en el Senado para aprobar el presupuesto provisional, donde los demócratas aseguran que votarán ‘NO’.

En el caso de que el Congreso de Estados Unidos no logre aprobar el presupuesto hasta las 12 de la noche del viernes, el Gobierno de Trump no tendrá fondos para financiar las entidades gubernamentales. Un regalo de Año Nuevo por parte de los políticos en Washington para los estadounidenses.

 

Fuente