El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, promulgó una ley que obliga a la Iglesia ortodoxa ucraniana canónica del Patriarcado de Moscú (UOC-MP) a cambiar su nombre, dijo el sábado el portavoz presidencial Svyatoslav Tsegolko.

«El presidente ha firmado el proyecto de ley», escribió Tsegolko.

El jueves, el Parlamento ucraniano aprobó un proyecto de ley destinado a privar a la UOC-MP canónica de su nombre. Para entrar en vigencia, el proyecto de ley debía ser autorizado por el presidente.

En virtud de la legislación, la UOC está obligada a cambiar su nombre en un plazo de cuatro meses y realizar las modificaciones pertinentes en su carta constitutiva. La UOC apeló anteriormente a Poroshenko para que vetara el proyecto de ley.

A pesar de la promesa de no interferir en los asuntos de la iglesia, las autoridades ucranianas lo hacen regularmente. Poroshenko, por ejemplo, aseguró una promesa de Constantinopla para conceder un tomos en autocefalia a la iglesia de nueva creación, que fue condenada por la Iglesia ortodoxa rusa por ser cismática.
En octubre, el parlamento ucraniano aprobó un proyecto de ley sobre la entrega de la Iglesia de San Andrés, ubicada en Kiev, al Patriarcado Ecuménico de Constantinopla para uso permanente.

El asesor de Poroshenko, Rostyslav Pavlenko, fue a Estambul para observar la reunión del Sínodo y discutir con el patriarca de Constantinopla el tema de la autocefalia.

La UOC-MP también ha informado repetidamente de casos de ataques a sus sacerdotes por parte de radicales y el decomiso de sus iglesias por representantes de estructuras religiosas no canónicas.

Fuente