Libia y Turquía acordaron el sábado abrir una investigación conjunta urgente sobre un envío de armas que llegó de Turquía y fue capturada en un puerto cerca de Trípoli esta semana, dijo el gobierno libio respaldado por la ONU.

El gobierno emitió el comunicado luego de las conversaciones en Trípoli entre el Primer Ministro de Libia, Fayez al-Serraj, y el Ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu.

La declaración citó a Cavusoglu diciendo que Ankara rechazó tales acciones «que no representan la política o el enfoque del estado turco».

Las armas fueron incautadas por la aduana el martes en el puerto de Khoms, a unos 100 km (62 millas) al este de Trípoli.

El envío enviado desde Turquía contenía 3.000 pistolas de fabricación turca, así como algunas otras pistolas, rifles de caza y municiones, dijeron los servicios de aduanas del aeropuerto Benina de Bengasi en su cuenta oficial de Facebook.

Un día antes, una carga de 2,5 millones de balas de fabricación turca fue incautada en el mismo puerto, dijo la misma fuente.

La misión de la ONU en Libia ha condenado el envío de armas a Libia por «extremadamente desconcertante».

La ONU en junio pasado extendió un embargo de armas a Libia por un año más.

El país rico en petróleo se hundió en el caos casi ocho años después de un levantamiento respaldado por la OTAN que derrocó al ex líder libio Muammar Gadafi.

El país se ha dividido entre gobiernos rivales y facciones militares basadas en el este y el oeste del país desde 2014, lo que provocó un estancamiento político y una crisis económica.

 

Fuente