El presidente Evo Morales, a nombre de Bolivia, envió hoy su solidaridad y condolencias al pueblo de Indonesia, luego que un tsunami golpeó las islas de Java y Sumatra.

‘Muy consternados por la muerte de al menos 175 personas y el trágico saldo de heridos y daños materiales que dejó un tsunami en #Indonesia. A nombre de #Bolivia, enviamos nuestra solidaridad y condolencias al hermano pueblo indonesio’, escribió Morales en su cuenta de Twitter.

Fuentes indonesias revelaron este domingo que al menos 175 personas murieron, más de 700 sufrieron lesiones de diversa gravedad y medio centenar permanecen desaparecidas por el maremoto.

Sismólogos señalaron como causa de la oleada un corrimiento del suelo submarino en el estrecho de Sonda, que separa a las dos ínsulas, provocado por la actividad del volcán Anak Krakatoa.

Anoche el monte expulsó magma, rocas y una columna de humo a más de medio kilómetro de altura y se cree que el vacío creado por esa masa sólida y otras anteriores, causó el tsunami, que no fue avisado por el sistema de alarmas y sorprendió a muchas personas en el litoral.

El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho, indicó que las víctimas mortales y los heridos aún podrían aumentar cuando los rescatistas peinen con más detenimiento las áreas golpeadas.

En septiembre último, un sismo de magnitud 7,5 en la zona central de la isla de Célebes generó un tsunami que mató a más de dos mil personas.

Pero el peor desastre de esa naturaleza en Indonesia ocurrió en 2004, cuando un terremoto de 9,3 grados Richter frente a la isla Sumatra causó un tsunami que dejó 220 mil muertos, la mayoría en ese archipiélago del sudeste asiático.

Este reposa sobre el Anillo de Fuego del Pacífico, que al concentrar algunas de las zonas de subducción más importantes del planeta, lo convierte en escenario de frecuentes y violentos fenómenos sísmicos y vulcanológicos.

Fuente