Turquía está enviando refuerzos a su frontera con Siria, informó el domingo la Agencia de Noticias Demiroren (DHA), agregando que unos 100 vehículos, incluyendo camionetas y armas montadas, se habían dirigido al área.

La mayor actividad militar se produce días después de que el presidente Tayyip Erdogan dijera que Turquía pospondría una operación militar planificada en la milicia kurda YPG en el norte de Siria después de que Estados Unidos decidiera retirarse de Siria.

DHA dijo que el convoy turco, dirigido hacia el distrito fronterizo de Kilis, ubicado en la provincia sureña de Hatay, incluía tanques, obuses, ametralladoras y autobuses que transportaban comandos.

Parte del equipo militar y el personal deben colocarse en puestos a lo largo de la frontera, mientras que algunos han cruzado a Siria a través del distrito de Elbeyli, dijo DHA.

Elbeyli se encuentra a 45 kilómetros (27.96 millas) de la ciudad de Manbij, en el norte de Siria, que ha sido un punto importante entre Ankara y Washington. En junio, los aliados de la OTAN llegaron a un acuerdo para que el YPG fuera expulsado del área, pero Turquía se quejó de que la hoja de ruta se había retrasado.

Erdogan dijo el viernes que Turquía asumirá la lucha contra los militantes del Estado Islámico en Siria cuando Estados Unidos retire sus tropas, y agregó que la operación planeada apuntaría al YPG, así como al Estado Islámico.

Ankara considera a la milicia YPG respaldada por Estados Unidos como una organización terrorista y una extensión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha librado una insurgencia en Turquía desde los años ochenta.

Turquía ha realizado dos operaciones en Siria, apodadas «Escudo del Eufrates» y «Rama de Olivo», contra el YPG y el Estado Islámico en el norte de Siria.

 

Fuente