De acuerdo con el periódico chino Global Times, el arresto de Wanzhou que tuvo lugar en Vancouver (en Canadá) a instancias de Washington, simboliza “un despreciable y deshonesto método que EE.UU. decidió utilizar ya que es incapaz de detener el avance de Huawei en el mercado de la tecnología 5G”

El arresto de la directora ejecutiva, que coincide con la guerra arancelaria que libran Washington y Pekín, ha provocado la ira de la sociedad china que ha llamado a boicotear los productos provenientes de EE.UU. y Canadá.

“Una fuerte respuesta de los oficiales chinos y su opinión pública debería servir de advertencia para otros países que están considerando emprender acciones para sacar a Huawei de sus mercados sin una justificación legal”, escribe el medio.

El medio chino también dice que muchos países que forman parte de la alianza de inteligencia “Cinco Ojos” mantienen un enorme intercambio comercial con China, y al ver la situación con Canadá pensarán dos veces antes de emprender acciones injustas contra Huawei.

Tal es el caso de Australia y Nueva Zelanda que exportan sus materias primas al gigante asiático, y que Pekín podría sustituir parcialmente sus suministros con las importaciones procedentes de Rusia, África y Oriente Medio.

Una experta australiana asegura que Canberra no se atreverá a involucrarse en una gran disputa con China ya que “hoy en día Australia emplea una diplomacia muy inteligente en la región del Pacífico y nunca le dará la espalda a Asia”.

El periódico estadounidense The Wall Street Journal informó en abril que las autoridades estadounidenses han estado investigando al gigante de las telecomunicaciones chino, al menos desde 2016, por presuntamente suministrar productos de origen estadounidense a Irán y otros países en “violación de las leyes de exportación y sanciones de EE.UU.”

 

Fuente