El volcán Etna está despidiendo lava y cenizas en medio de una actividad sísmica inusualmente elevada, informó este lunes el observatorio del célebre monte siciliano.

Agregó que una serie de 130 temblores habían sido registrados para el mediodía de este lunes, el más intenso con una magnitud de 4.0. Se reportó que la lavafluye desde una nueva grieta en la ladera sureste del volcán.

El propietario de un refugio en la montaña dijo que han ordenado a los alpinistas descender a una altura no mayor de mil 900 metros.

Sin embargo, no hay reportes de lesiones y, hasta ahora, la ceniza arrojada no causa problemas a los residentes de los pueblos y ciudades cercanas.

Etna, el volcán más grande de los tres activos en Italia, ha rugido con inusual frecuencia desde julio.

Fuente