El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asegura que Arabia Saudí tomará el relevo del país norteamericano en el apoyo a la “reconstrucción de Siria”.

En un mensaje emitido este lunes a través de su cuenta de Twitter, el magnate neoyorquino señala que Riad ha accedido a gastar “el dinero necesario” para reconstruir Siria, de donde la Casa Blanca ha anunciado que replegará sus fuerzas.

“Arabia Saudí está ahora de acuerdo en gastar el dinero necesario para reconstruir Siria en vez de EE.UU. ¿Ven? ¿No es agradable cuando países inmensamente ricos ayudan a reconstruir a sus vecinos, en vez del Gran País que es EE.UU., a 5000 millas (8000 kilómetros) de distancia”, ha escrito Trump, que termina el tuit con el mensaje “¡Gracias, Arabia Saudí!”.

En abril pasado, legisladores demócratas y republicanos aprobaron en la Cámara de Representantes de EE.UU. una ley para cancelar la ayuda a la reconstrucción de zonas de Siria controladas por el Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, quien calcula que la reedificación costará entre 250 000 y 400 000 millones de dólares.

Meses más tarde, en agosto, el Departamento de Estado del país norteamericano anunció su decisión de reorientar el pago de 230 millones de dólares de ayuda a Siria hacia “otras prioridades clave de política exterior”. Trump tachaba al aporte de “ridículo”.

EE.UU. intervino directamente en 2014 en el conflicto sirio, tres años después de su inicio, al frente de una “coalición contra el grupo terrorista takfirí EIIL (Daesh, en árabe)”, y comenzó a realizar bombardeos en el país pese a no contar ni con la anuencia de Damasco ni con la autorización del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

Las declaraciones de Trump sobre el apoyo financiero saudí a la reconstrucción se producen mientras el régimen de Riad es acusado por Damasco de ser uno de los principales patrocinadores de facciones extremistas en Siria, responsable de suministrar el “elixir de la vida” al terrorismo.

 

 

Fuente