El bloque latinoamericano ALBA-TCP  integrado por Bolivia ,Venezuela,Cuba,Nicargua entre otros condenó, en una nota, la aplicación de sanciones unilaterales por EE.UU. contra Nicaragua, mediante una ley recién aprobada.

Los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) tacharon el miércoles la aprobación de la Ley de Inversión y Condicionalidad de Nicaragua (NICA, por sus siglas en inglés) por Washington, de “un nuevo insulto a la soberanía” de los pueblos de América Latina.

“Esta nueva agresión del Gobierno de los Estados Unidos en contra de Nicaragua, tiene como único objetivo asfixiar la economía de ese hermano país; afectar directamente al pueblo nicaragüense; generar desestabilización y protestas, todo con el propósito de derrocar al Gobierno” de Managua, reza la nota de la ALBA-TCP.

La adopción de esta ley “coercitiva” demuestra, de manera inequívoca, la política de Washington respecto a los países latinoamericanos y constituye una “violación de las normas más elementales del derecho internacional y de la Carta de las Naciones Unidas”, lamentaron los integrantes de la ALBA-TCP.

El bloque latinoamericano ALBA-TCP condenó, en una nota, la aplicación de sanciones unilaterales por EE.UU. contra Nicaragua, mediante una ley recién aprobada.

Los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) tacharon el miércoles la aprobación de la Ley de Inversión y Condicionalidad de Nicaragua (NICA, por sus siglas en inglés) por Washington, de “un nuevo insulto a la soberanía” de los pueblos de América Latina.

“Esta nueva agresión del Gobierno de los Estados Unidos en contra de Nicaragua, tiene como único objetivo asfixiar la economía de ese hermano país; afectar directamente al pueblo nicaragüense; generar desestabilización y protestas, todo con el propósito de derrocar al Gobierno” de Managua, reza la nota de la ALBA-TCP.

La adopción de esta ley “coercitiva” demuestra, de manera inequívoca, la política de Washington respecto a los países latinoamericanos y constituye una “violación de las normas más elementales del derecho internacional y de la Carta de las Naciones Unidas”, lamentaron los integrantes de la ALBA-TCP.

Fuente