Previamente, Putin presentó a la Duma de Estado (Cámara Baja del Parlamento ruso) los proyectos de ley que despenalizan determinadas acciones recogidas en el mencionado artículo.

Los documentos propuestos por el mandatario ruso establecen que no se abrirán causas penales contra las personas que violen la ley por primera vez, a condición de que sus actos «no representen un grave peligro para las bases constitucionales y la seguridad de Estado».

De este modo, se penalizarán solo los delitos de este tipo cometidos más de una vez durante un año.

La nota que acompaña uno de los documentos señala que, como muestra el análisis de la práctica legal, «no en todos los casos la penalización está justificada».

Según las estadísticas de la Fiscalía General de Rusia, en la actualidad el grueso de las causas penales por extremismo en el país se inician por distintas publicaciones en internet.

Por ejemplo, el año pasado la proporción de este tipo de expedientes fue de un 75% del total.

Fuente