La operación «Northern Shield», que comenzó el 4 de diciembre, apuntó a los túneles subterráneos, supuestamente excavados por Hezbollah desde territorio libanés a Israel y solían contrabandear armas y combatientes a través de la frontera para realizar ataques terroristas.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han publicado un video de un supuesto túnel de Hezbolá que se ha cerrado con el uso de cemento líquido. La sustancia se vertió en la salida del túnel en territorio israelí y se derramó fuera del agujero en el Líbano, ubicado entre casas y una fábrica. Las FDI afirmaron que demuestran que el gobierno libanés fue responsable de la construcción de los túneles.

«Estas imágenes del cemento que fluye hablarán por sí mismas y mostrarán al gobierno libanés bajo el cual opera Hezbollah», dijo un portavoz de las FDI.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció el 25 de diciembre que el objetivo de la operación «Escudo del Norte» era destruir los túneles de Hezbolá que cruzan la frontera entre Israel y el Líbano en forma subterránea. La operación lleva en vigor tres semanas, desde el 4 de diciembre.

Fuente