Bolsonaro dijo que apoyaba la política de Washington con respecto a oponerse a los «regímenes autoritarios» de los gobiernos de izquierda en Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Bolsonaro, quien asumió el cargo a principios de esta semana, afirmó que el apoyo de Rusia a la «dictadura» del presidente Nicolas Maduro en la vecina Venezuela fue un acontecimiento preocupante.

El nuevo presidente de extrema derecha de Brasil, Jair Bolsonaro, dice que está dispuesto a discutir la posibilidad de albergar una base militar estadounidense, lo que subraya un cambio importante en la política exterior del país latinoamericano.

El ex capitán del Ejército, de 63 años, dijo a la cadena de televisión SBT en una entrevista grabada el jueves que si «el creciente apoyo de Moscú» a Maduro significaba que permitiría la presencia militar de los Estados Unidos en su país, ciertamente estaría dispuesto a negociar esa posibilidad.

Destacó que lo que Brasil busca es tener «la supremacía aquí en América del Sur», desbaratando la política exterior en el país, que vio al Partido de los Trabajadores de izquierda enfatizando las relaciones Sur-Sur y, a veces, luchando en el escenario internacional con los Estados Unidos.

Fuente