Más de 500 terroristas han sido eliminados, muchos de ellos ejecutados sumariamente, después de una lucha interna extendida entre las filas de los grupos de militantes en la provincia de Idlib, en Siria, según informan en la televisión panárabe al-Mayadeen.

Las luchas internas estallaron el martes después de que Hayat Tahirir al-Sham (HTS) vinculado a Al Qaeda ocupara vastos territorios en manos de terroristas de la NFL respaldados por Turquía en la provincia de Aleppo.

Al parecer, el HTS inició el combate luego de que los terroristas de Nour al-Din al-Zenki, afiliados a la NFL, mataran a cinco miembros del grupo Takfiri.

Los choques ahora se han extendido a las provincias de Idlib y Hama en medio de informes de que otras facciones militantes rivales, incluido el llamado Ejército Sirio Libre, que está respaldado por Turquía, se están uniendo a la lucha.

El llamado Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (SOHR), conocido por simpatizar con los grupos militantes en Siria, confirmó el informe, pero estimó la cifra de muertos en alrededor de 100.

Al-Mayadeen atribuyó el elevado número de muertes a emboscadas y ejecuciones de prisioneros por las partes en conflicto. Dijo que casi 20 civiles, incluidos tres niños, también han muerto en las escaramuzas.

Han surgido videos que muestran algunas de las bajas y cautivos de los grupos terroristas rivales.

Los Estados Unidos y sus aliados han estado bombardeando Siria desde septiembre de 2014 sin ninguna autorización del gobierno de Damasco o un mandato de las Naciones Unidas.

Washington dice que está luchando contra los terroristas de Daesh, pero los ataques aéreos han sido criticados por sus altas bajas civiles y por destruir la infraestructura de Siria.

Fuente