Citando la posibilidad de violencia en la República Democrática del Congo, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, desplegó 80 tropas con «equipo apropiado» y aviones en el cercano Gabón, informó al Congreso en una carta.
Los primeros miembros de este contingente estadounidense llegaron a Libreville, Gabón, el 2 de enero, dijo Trump en una carta enviada al Congreso el viernes. Se supone que están «en posición de apoyar la seguridad de los ciudadanos, el personal y las instalaciones diplomáticas de los Estados Unidos en Kinshasa».

«Las fuerzas adicionales pueden desplegarse en Gabón, la República Democrática del Congo o la República del Congo, si es necesario para estos fines», agregó la carta, que Trump dijo que estaba en línea con sus obligaciones en virtud de la Resolución de Poderes de Guerra (Ley Pública 93-148).

Las tropas permanecerán en la región hasta que la seguridad en la República Democrática del Congo (RDC) «se convierta en tal que su presencia ya no sea necesaria».

Las elecciones en la RDC se llevaron a cabo el 30 de diciembre, pero el resultado aún no se ha anunciado. El gobierno del presidente Joseph Kabila, que respalda a Emmanuel Ramazani Shadary para sucederlo, dice que las elecciones fueron libres y justas.

Sin embargo, los candidatos de la oposición Martin Fayulu y Felix Tshisekedi han acusado al gobierno de irregularidades generalizadas. Todas las partes afirman haber ganado la votación, sin citar ningún número específico.

El viernes, la comisión electoral congoleña acusó a la conferencia de obispos (CENCO) de la Iglesia Católica de «preparar una insurrección», informó Reuters. El secretario general de CENCO, Donatien Nshole, había dicho el jueves que los registros de la iglesia mostraron un claro ganador en la elección, que fue ampliamente interpretada como una advertencia contra la manipulación de los resultados.

El gobierno de Kabila cortó Internet en el Congo y cerró Radio France Internationale (RFI) y algunos medios locales esta semana, diciendo que quería evitar la circulación de resultados «falsos».

Libreville se encuentra en la costa atlántica de Gabón, que limita con la República del Congo (RC) al este. Esa antigua colonia francesa no debería confundirse con la RDC, que solía ser gobernada por Bélgica. Se llamaba Zaire bajo Mobutu Sese Seko, el hombre fuerte respaldado por Estados Unidos que gobernó entre 1960 y 1997, cuando fue derrocado por rebeldes liderados por el padre del actual presidente, Laurent Desire-Kabila.

Fuente