A la edad de 95 falleció la mañana de este domingo José Ramón Fernández, conocido en Cuba como «Gallego Fernández”, uno de los dirigentes históricos de la Revolución, personaje central en la creación del nuevo Ejército del país tras el triunfo de los comunistas y comandante de las defensas en la Bahía de Cochinos. La Agencia Cubana de Noticias no precisó las causas del deceso, ocurrido en La Habana.

Fernández tenía el título de héroe de la República de Cuba y en los últimos años se desempeñaba como asesor del presidente cubano. Precisamente el mandatario,  Miguel Díaz-Canel, lamentó la muerte del general retirado, a quien calificó como un «disciplinado y ejemplar soldado». Granma señaló que, «en cumplimiento de su voluntad”, sus restos serán cremados.

«Honor por siempre a José Ramón Fernández, disciplinado y ejemplar soldado de la Revolución, intérprete genuino y creativo de las ideas de Fidel (Castro) en la Educación y el Deporte, memoria privilegiada y acción comprometida hasta el último aliento», escribió Díaz-Canel en su cuenta de Twitter, donde también lamentó que el líder del Partido Comunista de la isla, el general Raúl Castro, pierde «a su amigo», y Cuba a «un héroe y educador ejemplar».

Larga trayectoria

Fernández tuvo una larga trayectoria en el Estado. Era diputado en la Asamblea Nacional del Poder Popular, donde renovó su acta en las «elecciones” de 2018, integrante del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal) y presidente del Comité Olímpico Cubano, donde organizó la participación del país en los Juegos Olímpicos de Atenas (2004) y Pekín (2008).

Uno de sus hitos más recordados en Cuba fue su participación en la defensa de Bahía de Cochinos en abril de 1961, donde como comandante obtuvo un vistoso triunfo sobre las fuerzas invasoras, cubanos en el exilio entrenados por Estados Unidos. Esa victoria fue posible, según explicó en una entrevista con la agencia AP en 2001, gracias a la «firmeza y decisión de mi gente, no porque tuviéramos un Ejército profesional”.

 

Fuente