El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, pasó el 7 de enero en Israel asegurándole al estado judío que las tropas estadounidenses no se irían de Siria hasta que Turquía acepte no atacar a las fuerzas kurdas aliadas de Estados Unidos en el noreste de Siria y hasta que los terroristas Daesh * restantes hayan sido derrotados.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha comentado sobre el llamado de Bolton para que Ankara no realice operaciones militares en Siria sin un acuerdo con Estados Unidos.

Erdogan criticó la reciente declaración del asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, diciendo que cometió un «grave error».

La declaración se produce después de que Bolton dijo el 6 de enero que Turquía no debería emprender operaciones militares en Siria sin un acuerdo con Estados Unidos.

También agregó que las tropas estadounidenses no se retirarán de Siria hasta que Ankara haya garantizado que no atacará a las fuerzas kurdas sirias, según la NBC.

El 7 de enero, el gobierno de Trump envió al secretario de Estado Mike Pompeo y al asesor de seguridad nacional John Bolton a Oriente Medio para discutir el retiro de las fuerzas estadounidenses en Siria y una afirmación de que el grupo terrorista Daesh ha sido derrotado.

Mientras tanto, el anuncio inicial de Trump fue seguido por un aumento de las fuerzas turcas cerca de la ciudad siria de Manjib, donde permanecen las fuerzas kurdas, mientras que el secretario de Estado Mike Pompeo advirtió el viernes que Estados Unidos tenía que asegurarse primero de que Turquía no masacre Kurdos en una milicia de Unidades de Protección del Pueblo (YPG, por sus siglas en inglés) respaldada por los Estados Unidos cuando las tropas estadounidenses se fueron. Turquía considera al YPG un grupo terrorista.

Fuente