La tasa de crecimiento de la economía rusa aumentó el año pasado, mientras que la inflación se mantuvo baja, dijo el Banco Mundial en su Perspectiva de la economía mundial para 2019.

“Aunque las sanciones económicas se hicieron más estrictas, Rusia experimentó una inflación relativamente baja y estable y aumentó la producción de petróleo. «Como resultado de la robusta actividad doméstica, la economía rusa se expandió a un ritmo del 1.6 por ciento en el año que acaba de finalizar», dijo el informe.

El Banco Mundial señaló que Rusia y otros exportadores de petróleo «mantuvieron un crecimiento constante en 2018, apoyado por un aumento en los precios del petróleo».

En Rusia, «el crecimiento ha sido resistente, apoyado por el consumo privado y las exportaciones», dijo el banco, y proyectó una desaceleración a corto plazo este año al 1,5 por ciento.

En 2020 y 2021, el banco espera un aumento en la tasa de crecimiento del PIB de Rusia a 1,8 por ciento.

En octubre, el Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó su pronóstico para el crecimiento del PIB de Rusia en 2019 a 1,8 por ciento. El economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, dijo que el impacto positivo del alza de los precios mundiales del petróleo en la economía rusa superaría el efecto negativo de las sanciones de Washington.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;