Los dueños del icónico edificio Chrysler pusieron a la venta el rascacielos neoyorquino. Las estimaciones varían ampliamente, pero expertos inmobiliarios creen que el inmueble podría venderse por unos 800 millones de dólares.

Los propietarios -Consejo de Inversiones de Abu Dabi y la inmobiliaria neoyorquina Tishman Speyer- contrataron a la firma inmobiliaria Grupo CBRE para ofrecer en venta el edificio de oficinas art déco, confirmó este miércoles el director de comunicaciones globales Aaron Richardson.

El rascacielos de los 77 pisos, construido entre 1928 y 1930, se convirtió en el edificio más alto del mundo hasta el Empire State, también en Nueva York, el cual fue titulado en 1931.

La torre en el centro de Manhattan, construida como sede de Chrysler, con el coronamiento que distingue siempre ha sido una favorita tanto de los críticos de la arquitectura como el público en general. Aparece en numerosas películas, como El día de la independencia y El Hombre Araña.

Sin embargo, el edificio de casi 90 años tiene que competir por los inquilinos con los rascacielos más modernos que incluyen pisos más amplios y grandes terrazas al aire libre.

El Consejo de Inversiones de Abu Dabi pagó 800 millones de dólares por una participación del 90 por ciento en el edificio en 2008, poco antes de que la crisis financiera provocara la caída en la imagen de los valores inmobiliarios.

El diario The Wall Street Journal, que tuvo la primicia, dijo que los cálculos del valor actual de la propiedad son muy variados.