El Ejército Árabe Sirio ha rechazado un ataque terrorista que viola una tregua en el campo norte de la provincia de Hama mientras los terroristas vinculados a Al Qaeda están expandiendo el control sobre Idlib.

Las fuerzas sirias llevaron a cabo «bombardeos concentrados» contra terroristas que intentaron infiltrarse en el territorio del gobierno desde la dirección de la ciudad de Tal al-Sakhir en Hama, informó el jueves la agencia de noticias oficial de Siria, SANA.

Las fuerzas sirias supuestamente tomaron represalias con disparos proporcionales en respuesta a la violación.

Sobre la base de la tregua de desmilitarización del año pasado, todas las fuerzas terroristas debían retirarse de los puntos de contacto con el ejército sirio, pero nunca lo hicieron.

Además, los terroristas alineados con el Frente Nacional para la Liberación (NFL) respaldado por Turquía han violado con frecuencia el acuerdo al lanzar ataques en Hama.

Las incursiones terroristas, sin embargo, no han logrado ningún beneficio.

Los terroristas vinculados a Al Qaeda amplían el control de Idlib

El grupo terrorista vinculado a Al Qaeda, Hayat Tahrir al-Sham (HTS), ha logrado efectivamente controlar el último bastión de los principales terroristas de Siria después de que la NFL aceptara un acuerdo de rendición el jueves.

La NFL se vio obligada a aceptar el acuerdo luego de enfrentar grandes pérdidas en más de una semana de luchas internas sangrientas entre las dos alianzas terroristas.

Más de 500 terroristas han sido asesinados luego de una lucha interna entre los grupos de militantes en la provincia de Idlib, en Siria, informan los medios panárabes de Al-Mayadeen TV.

Bajo el nuevo acuerdo, un gobierno civil respaldado por HTS recibirá gradualmente autoridad sobre todas las regiones controladas por terroristas en Idlib, incluidos los territorios ocupados restantes de las provincias de Hama y Aleppo.

Sin embargo, a los terroristas de la NFL se les ha permitido mantener sus bases militares en Idlib.

Algunas de las fuerzas respaldadas por Turquía planean reunirse con otras fuerzas de la NFL en la región ocupada del noroeste de Afrin, en Siria.

No está claro si el HTS, que ha sido ambiguo hacia el acuerdo de desmilitarización en el pasado, busca defender el acuerdo en el futuro.

Irán, Rusia y Turquía actúan como garantes del régimen de alto el fuego en Siria.

El acuerdo ha ayudado hasta ahora a disminuir significativamente la violencia en el país. Las conversaciones relacionadas también han allanado el camino para la formación de un comité constitucional.

Irán y Rusia han estado apoyando al gobierno sirio en sus operaciones antiterroristas a solicitud del gobierno de Damasco.

Los aviones rusos han estado apuntando a posiciones ocupadas por grupos terroristas dentro de Siria desde septiembre de 2015, mientras que Irán ha estado ofreciendo asistencia militar al ejército sirio.

Fuente