Washington ha bloqueado virtualmente un acuerdo de armas de $ 500mn al prohibir que Tel Aviv venda sus viejos aviones de combate Barak F-16 a Croacia, a menos que se desmantelen las modificaciones de sus dispositivos electrónicos, aparentemente demasiado buenas para el aliado balcánico de la OTAN.

Croacia se vio obligada a anular la compra de los 12 combatientes usados, luego de que el Ministerio de Defensa de Israel reconoció haber tenido «problemas imprevistos» con la venta. «Desafortunadamente, no hemos podido concretar el acuerdo debido a problemas que no se podían haber esperado y no están bajo el control de los países», dijo el jueves el director general del Ministerio de Defensa, Udi Adam, en Zagreb.

Después de alcanzar el acuerdo de medio billón de dólares con Croacia en marzo, Tel Aviv había estado trabajando con Washington para convencer a los estadounidenses de que aceptaran la venta por terceros de equipos de aviación fabricados en Estados Unidos pero con décadas de antigüedad. Ansioso por vender los aviones, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, incluso planteó el tema al secretario de Estado Mike Pompeo durante su reunión en Brasil a principios de este mes.

Sin embargo, a pesar de todos los esfuerzos, el Departamento de Estado bloqueó la transferencia de armas al miembro balcánico de la OTAN. Estados Unidos insistió en que Israel debe eliminar los aviones de las mejoras que había realizado, incluidos los sistemas electrónicos y de radar, antes de transferir el avión. Croacia se negó a comprar los aviones sin las modificaciones israelíes, y anunció el jueves que anulará la decisión de adquirir el avión de combate Barak F-16, que estaba destinado a reemplazar a su vieja flota de cazas MiG-21 soviéticos.

«Israel no logró superar la oposición de Estados Unidos a la venta de 12 aviones a Croacia, y el acuerdo de $ 500 millones aparentemente se cancelará», dijo el Ministerio de Defensa de Croacia en un comunicado.

Fuente