El alcalde de una ciudad polaca está luchando por su vida en el hospital después de ser apuñalado en el corazón y el abdomen frente a miles de personas durante un evento de caridad de Navidad.

Pawel Adamowicz, de 53 años, estaba de pie en un escenario al aire libre y agitaba chispas junto con la audiencia el domingo por la noche cuando un hombre con un cuchillo irrumpió en el escenario y lo apuñaló varias veces.

Imágenes de televisión mostraron al agresor volverse hacia la multitud, alzando sus brazos en señal de victoria y gritando «Adamowicz está muerto» antes de ser arrestado.

El alcalde fue trasladado de urgencia al hospital, donde se sometió a cinco horas de cirugía.

Tomasz Stefaniak, el cirujano que lo atendió, dijo que Adamowicz había sufrido una herida grave en el corazón y cortes en el diafragma y los órganos abdominales.

Los médicos describieron su estado como «crítico» y «muy, muy serio» el lunes temprano.

El presidente de Polonia, Andrzej Duda, dijo que le habían informado que «los médicos lograron reanimar el corazón del alcalde Pawel Adamowicz, que estaba gravemente herido, y hay esperanza, pero su condición es muy difícil».

El ministro del Interior, Joachim Brudzinski, calificó el apuñalamiento de «un acto de inexplicable barbarie».

El primer ministro Mateusz Morawiecki también publicó un tweet en el que dijo que el ataque a la vida de Adamowicz era «digno de la más alta condena».

Adamowicz ha sido alcalde de Gdansk desde 1998. En las elecciones regionales de 2018, ganó el 65 por ciento de los votos.

El sospechoso, que tiene 27 años, tiene antecedentes penales, que incluyen cuatro ataques armados contra bancos en Gdansk.

Su estado mental se había deteriorado gravemente durante su tiempo en la cárcel, según los informes.

En una grabación de video del ataque publicado en YouTube, se vio al sospechoso agarrando el micrófono y afirmando que había sido encarcelado por el anterior gobierno centrista de la Plataforma Cívica (PO), al que pertenecía el alcalde, y torturado.

«Es por eso que muere Adamowicz», dijo.

Un testigo presencial le dijo a la televisora ​​TVN que el hombre parecía «feliz con lo que había hecho».

Fuente