No se debe permitir al Ejército Árabe Sirio (SAA) ingresar a la ciudad de Manbij, en el noreste de Alepo, dijo el viernes por la mañana el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía, Hami Aksoy.

«Al régimen no se le debe permitir entrar a Manbij», dijo Aksoy, según cita la publicación Yeni Safak.

Turquía ha estado presionando activamente para forzar a las Fuerzas Democráticas kurdas (SDF) y sus aliados de Manbij, a pesar del hecho de que el grupo que protege a la ciudad es local.

Aksoy no especificó por qué no se les debería permitir entrar; sin embargo, Turquía ha trabajado activamente para evitar que los militares sirios tomen los puntos fronterizos en los últimos dos años.

Durante la ofensiva a gran escala del Ejército árabe sirio en el campo de Latakia en 2015 y 2016, Turquía ayudó activamente a las fuerzas yihadistas y terroristas mientras el gobierno avanzaba hacia los densos bosques a lo largo de la frontera.

Los militares turcos luego derribarían un avión ruso Su-24 que estaba bombardeando a los rebeldes yihadistas en la provincia de Latakia.

Además de atacar al ejército árabe sirio, el ejército turco también ha establecido puestos de observación en el noroeste de Siria en un intento de impedir que el gobierno retome áreas de los rebeldes.

El gobierno sirio ha exigido que Turquía se retire inmediatamente del país; Sin embargo, Ankara insiste en que su presencia es simplemente para «combatir a los terroristas».

Fuente