Cientos de ecuatorianas marcharon este lunes en distintas regiones del país para rechazar los feminicidios ocurridos en el último año, uno de los más recientes, el de la joven nombrada con el seudónimo «Martha», quien fue ultrajada por un grupo de hombres en un bar de Quito, capital.

Las mujeres acudieron vestidas con prendas negras, pancartas, antorchas y banderas para alzar sus voces en repudio de la violencia de género que persiste en Ecuador, donde han asesinado más de cinco mujeres en lo que va de 2019.

Asimismo, las protestas pacíficas denominada #TodasSomosMartha se extendieron en las ciudades de Quito, Guayaquil, Machala para exigir a las autoridades que hagan justicia a las víctimas y brinden protección para la comunidad femenina.

La representante del Movimiento de Mujeres de El Oro, Kaarina Bravo, subrayó que la violencia de género, acoso y el maltrato a la mujer en Ecuador registra cifras históricamente alarmantes, que han tenido un repunte en los últimos años.

«Todas estamos de pie para salir a las calles, para gritar por la violencia. Hace años no se hablaba de nuestros derechos, pero esta vez tenemos fuerte nuestra voz», agregó la activista.

Un estudio del Instituto Nacional de Estadística y Censos de Ecuador (INEC) reveló que seis de cada diez mujeres en el país sufrieron alguna forma de violencia doméstica, el 76 por ciento de las víctimas identificó a su pareja como el agresor.

Asimismo, las principales formas para cometer el feminicidio son por medio del estrangulamiento, heridas por arma blanca, arma fuego, así como golpes.

Fuente