Las autoridades de Rusia no tienen nada que ver con el referéndum de autodeterminación de Cataluña celebrado en octubre de 2017, declaró el expresidente del Gobierno catalán, Carles Puigdemont.

El político catalogó de ‘fake news’ (noticias falsas) las declaraciones de una serie de medios de comunicación de que el Kremlin intentase socavar a la UE mediante el 1-O.

«Nunca hubo pruebas de ello pero sí declaraciones indiscriminadas de varios medios españoles y políticos conservadores, tenga en cuenta también que en abril de 2018 el Parlamento británico publicó un informe que descarta la influencia secreta de Rusia en la crisis catalana. Ni siquiera quiero perder el tiempo en debatir semejantes tonterías», dijo Puigdemont al periódico ruso Komsomolskaya Pravda.

Según el político, «casi todos los miembros de nuestro movimiento» coinciden en que el referéndum del 1 de octubre llegó a celebrarse, pese a la violencia de la Policía española.

«La independencia se proclamó el 27 de octubre del mismo año pero no se materializó por las represiones de Madrid. Ahora tenemos a presos y emigrantes políticos que, igual que yo, se vieron obligados a exiliarse debido a acusaciones falsas», afirmó.

Puigdemont declaró también que Bruselas, la capital de la Unión Europea y la ciudad donde se encuentra exiliado, rehúsa reaccionar al conflicto entre Madrid y Barcelona.

«Es una vergüenza y una completa destrucción de la autoridad moral de la UE, que aún así sigue enseñando al mundo el respeto de los derechos humanos», apostilló.

El papel de Rusia en el mundo

«Su país es uno de los más influyentes del mundo, y la Cataluña independiente mantendrá unas relaciones cercanas y amistosas con ella, así como con todo el mundo», dijo Carles Puigdemont al comentar posibles relaciones con Moscú si Barcelona logra independizarse.

Puigdemont señaló que Cataluña y Rusia son «dos naciones europeas con una historia común».

Según el político, el fundador de la ciudad de Odesa (ahora Ucrania), Josep de Ribas, era catalán y sirvió en la Flota del Mar Negro durante el reinado de la emperatriz rusa Catalina la Grande.

Recordó también a los «cientos de huérfanos catalanes que encontraron refugio en Rusia después de la Guerra Civil Española, a finales de los años 30».

Derecho a la autodeterminación de Cataluña y Crimea

«Las personas de todo el mundo deben gozar de derechos iguales al reconocimiento por la comunidad internacional. Nosotros, los catalanes, no inventamos nada nuevo y solo llamamos, pacíficamente y democráticamente, conforme con el derecho internacional, a que se ejerza el derecho de los ciudadanos a la libre determinación, esto se refiere a la solución de la crisis catalana y a los acontecimientos que usted acaba de mencionar», dijo Puigdemont al pregunatrale por los referéndums de autodeterminación en Escocia, Cataluña, Crimea y en el este de Ucrania, Donbás.

En cuanto a Cataluña, el político afirmó que «nunca rechazaremos el diálogo, las negociaciones y el referéndum como herramientas para encontrar una solución política duradera a este conflicto».

«En los últimos años hemos visto cómo se celebraron los referéndums de autodeterminación en Quebec o Escocia; en vez de la intransigencia española, proponemos que haya la misma flexibilidad que mostró Londres hacia Escocia. Un referéndum nunca debería ser un problema», expresó.

Desde 2017 Puigdemont, exiliado en Bélgica, es buscado por el Estado español por delitos de rebelión, sedición, malversación de fondos públicos, entre otros cargos, así como por la declaración de independencia unilateral de la comunidad autónoma española de Cataluña.

Fuente

Etiquetas: ; ;