Los Estados Unidos anunciaron recientemente que iniciarán el proceso de retiro del Tratado de las Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF) el 2 de febrero, citando una falta de «conformidad rusa». Específicamente, el lado estadounidense ha exigido que Moscú destruya todos los misiles de crucero SSC-8 lanzados desde tierra (designación rusa 9M729), alegando que violan el tratado.

El Ministerio de Defensa ruso ha mostrado el misil de crucero 9M729 (nombre de informe de la OTAN SSC-8), que según los Estados Unidos es la razón de su retiro del Tratado INF, por primera vez a agregados militares extranjeros.

Durante la presentación del misil, el ministerio también reveló sus especificaciones, que han causado tanta preocupación en los Estados Unidos, porque Washington afirma que Moscú probó el 9M729 en rangos en violación del tratado.

Fuente