El 30 de enero, la artillería del Ejército Árabe Sirio (SAA) bombardeó las ciudades de al-Lataminah y Tell Sakr en el campo norteño de Hama y las ciudades de Msheirfeh y Farja en el campo sureste de Idlib.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (SOHR), se vieron aviones de reconocimiento sobrevolando las áreas objetivo.

La Agencia de Noticias Árabe Siria (SANA) dijo que el bombardeo fue una respuesta a nuevas violaciones del acuerdo de zona desmilitarizada ruso-turca en Idlib. Según el acuerdo, que se alcanzó en septiembre pasado, no se permite que los terroristas radicales estén presentes dentro de una reducción de 15-20 km alrededor de la gobernación del norte.

La mayoría de estas violaciones fueron llevadas a cabo por Hay’at Tahrir al-Sham (HTS) y su aliado Jaysh al-Izza. Mientras Turquía ignora la presencia de HTS en la zona desmilitarizada, apoya activamente a Jaysh al-Izza.

La semana pasada, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, acordaron trabajar en medidas adicionales para implementar el acuerdo de zona desmilitarizada. Sin embargo, Ankara sigue ignorando esta parte de sus compromisos.

Fuente