Irán y Siria han permitido que sus bancos realicen transacciones en sus monedas locales y en monedas extranjeras que no sean en dólares, levantando un obstáculo clave para su comercio e inversión.

El Vicepresidente iraní Es’haq Jahangiri está visitando actualmente Siria con una delegación de comerciantes que están buscando oportunidades en un país que se enfrenta a una enorme tarea de reconstrucción después de la guerra.

Un vínculo bancario casi inexistente entre los dos países siempre ha sido un problema persistente que ha impedido que los proyectos avancen.

El problema bancario es el «problema más importante», dijo a Reuters Mohammad Saeed Shahmiri, ejecutivo de la compañía iraní Saab Niroo, que se especializa en la construcción de infraestructura.

Su firma está estudiando proyectos en y alrededor de Damasco, según la agencia de noticias. «Esperamos que si solucionan este problema, inmediatamente podamos comenzar el proyecto aquí», dijo Shahmiri.

Debido a los ataques terroristas y los bombardeos dirigidos por Estados Unidos, millones de hogares, instalaciones educativas y de salud, e infraestructura siguen dañados o destruidos.

Irán está mejor situado para desempeñar un papel de liderazgo en su reconstrucción porque actualmente es el mayor productor de cemento y acero de Oriente Medio.

Las sanciones occidentales tanto a Siria como a Irán han afectado las transacciones bancarias entre los dos países que están cortadas del sistema financiero estadounidense.

El presidente de las cámaras de comercio sirias, Mohamad Hamsho, dijo que se habían llegado a acuerdos para «superar los obstáculos con respecto a la actividad bancaria entre Irán y Siria».

Jahangiri, al dirigirse a un foro empresarial iraní-sirio en Damasco, también dijo que «los ministros confirmaron que las transacciones bancarias se realizarán muy pronto entre los países».

El lunes, Irán y Siria firmaron 11 acuerdos, incluido un acuerdo de «cooperación económica estratégica a largo plazo» que incluye la industria, el comercio y la agricultura.

Los acuerdos cubrieron una amplia gama de campos que incluyen economía, cultura, educación, infraestructura, inversión y vivienda, informó la agencia oficial de noticias SANA.

Incluían dos memorandos de entendimiento entre las autoridades ferroviarias de los dos países, así como entre sus respectivas autoridades de promoción de inversiones.

El primer ministro sirio, Imad Khamis, dijo que las dos partes también acordaron rehabilitar los puertos de Tartus y Latakia y construir una planta de energía de 526 megavatios.

Según los medios estatales sirios, la planta de energía de $ 413 millones en Latakia incluirá la construcción de un gasoducto desde Baniyas para alimentarlo.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;