Alemania informó este sábado que se opondría a colocar nuevos misiles nucleares de mediano alcance en Europa después de que Estados Unidos y Rusia anunciaron que se están retirando del Tratado de Fuerzas Nucleares Intermedias (INF).

«La instalación de misiles nucleares de mediano alcance en Europa ahora sería la respuesta equivocada. No podemos combatir un incendio agregando combustible al fuego», señaló el ministro de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, en una entrevista con Funke Media Group.

Maas dijo que Alemania planea organizar el próximo mes una conferencia internacional de desarme en Berlín, que se centrará en los nuevos sistemas avanzados de armas.

«Necesitamos nuevas reglas para las nuevas tecnologías», dijo, refiriéndose a los misiles avanzados, los sistemas de armas autónomos, las ciber-armas y los robots asesinos.

Estados Unidos acusó a Rusia de violar el tratado nuclear y anunció el viernes que se retiraba del pacto, cuyo retiro podría entrar en vigor el 2 de agosto.

El sábado, el presidente Vladimir Putin dijo que Rusia también se retiraba del histórico tratado y que responderá con medidas simétricas a las de EEUU.

El tratado ha sido considerado como una piedra angular de la seguridad europea en la era posterior a la Guerra Fría.

Firmado en 1987 entre EEUU y Rusia, el tratado INF prohibió tanto a los medios como a los misiles de lanzamiento en la tierra con un rango entre 500 y 5.500 kilómetros.

Fuente