“No aceptamos esas declaraciones del presidente de Estados Unidos”, ha dicho la dignataria en una sesión informativa con periodistas rusos de la que ha informado la agencia Tass, en referencia a una entrevista en la que el mandatario ha afirmado que enviar al Ejército norteamericano a Venezuela “es una opción”.

El motivo “oculto” del posicionamiento estadounidense, ha indicado la también excanciller, es el “deseo de apoderarse de los ricos recursos de Venezuela”.

El 24 de enero, apenas un día después de la autoproclamación del diputado venezolano Juan Guaidó como “presidente encargado”, el asesor presidencial estadounidense John Bolton recalcó la “gran diferencia económica” que supondría para Washington que sus compañías petroleras pudieran “invertir de verdad” en Venezuela.

Con todo, Rodríguez ha manifestado su confianza en la capacidad del Gobierno venezolano para resolver la crisis política desatada por la intentona golpista sin interferencias exteriores efectivas, por vías pacíficas y en conformidad con la Constitución de 1999.

Por otra parte, la dignataria ha saludado la iniciativa de diálogo lanzada por los Gobiernos de México y Uruguay, señalando que “la discusión de todas las iniciativas sobre posibles salidas para los problemas de Venezuela comenzará en Montevideo (capital uruguaya) el 7 de febrero”.

Caracas, ha señalado Rodríguez, da además la bienvenida a “cualquier otro país” que quiera sumarse a la conferencia de la capital uruguaya, ya que el Gobierno bolivariano mantiene su compromiso con la búsqueda de un arreglo a la crisis mediante el diálogo.

El próximo jueves se reunirá en Montevideo el grupo de contacto para la crisis venezolana, en el que participarán representantes de la Unión Europea (UE) y de ocho de sus países miembros —España, Alemania, Francia, el Reino Unido, Italia, Países Bajos y Suecia—, además de cuatro países hispanoamericanos: Bolivia, Costa Rica, Uruguay y Ecuador.

Fuente