Estamos esperando a ver qué medidas adoptan los países europeos, (para facilitar el comercio bilateral ante las sanciones de EE.UU.) más esto no significa que no hayamos hecho nada en los últimos 9 meses, hemos mantenido nuestros lazos (comerciales) con Rusia, China, La India, Irak y otros países”, precisó el lunes el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

Zarif subrayó que el Reino Unido, Alemania y Francia tardaron mucho a la hora de presentar un mecanismo de pago directo destinado a proteger sus vínculos comerciales con Teherán, ante las ilegales sanciones de Washington contra el país persa, y de hecho, debían haberlo lanzado antes de anunciar en mayo sus compromisos con el pacto nuclear oficialmente conocido como Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), firmado con Irán.

Dicho mecanismo, llamado el Instrumento de Apoyo a Intercambios Comerciales (Instex, por sus acrónimos en inglés), que actualmente pasa por una etapa experimental, es sumamente importante para los países europeos que comercian con Irán, porque dejará en claro que estas naciones son independientes de EE.UU. a la hora de perseguir sus intereses financieros, sostuvo el jefe de la Diplomacia iraní.

El Reino Unido, Francia y Alemania emitieron el pasado 31 de enero el lanzamiento del Instex, sin embargo, condicionaron su entrada en vigencia a que Irán se una al Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI o FATF, por sus siglas en inglés).

El pasado 7 de octubre, el Parlamento iraní aprobó la adhesión de la República Islámica a la Convención de la Lucha contra la Financiación del Terrorismo (CFT, por sus siglas en inglés), que compromete al país persa con el cumplimiento de las recomendaciones del GAFI, organismo internacional encargado de lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

En mayo de 2018, el mandatario estadounidense, Donald Trump, retiró de manera unilateral a su país del JCPOA, firmado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1—compuesto entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania—y, en seguida, reimpuso las sanciones antiraníes, levantadas en virtud del pacto.

Fuente