El gobierno de Chile decretó un estado de excepción constitucional, usado en momentos de catástrofe, para tres zonas del país afectadas por incendios forestales.

Así lo anunció este martes el ministro del Interior (s), Rodrigo Ubilla, quien además designó a dos generales y a un contraalmirante como jefes de defensa nacional para enfrentar la emergencia.

La medida se tomó para casi toda la región de La Araucanía y la de Bío Bío, en el centro de Chile. En la provincia de Los Ríos, en el sur del país, el estado de excepción rige para las comunas de Mariquina y Panguipulli.

El funcionario explicó que la medida busca fortalecer la red de apoyo logístico para enfrentar las conflagraciones. El contraalmirante de la Armada, Carlos Huber Vio, estará encargado de solucionar la crisis en la región de Bío Bío; el general de brigada del Ejército, Rodrigo Pino Riquelme, estará al tanto de la situación en La Araucanía, mientras que el general de brigada del Ejército, Joaquín Morales Burotto, se encargará de la provincia de Los Ríos.

El Gobierno anunció que los funcionarios estarán encargados del “control del orden público, apoyo operativo en la prevención y combate de los incendios y de adoptar todas las medidas necesarias para evitar riesgos de la población”.

Chile ha sufrido numerosos incendios forestales durante enero y la primera semana de febrero de 2019. Según información de la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (Onemi), la región de La Araucanía es una de las más afectadas, con más de 8.000 hectáreas consumidas.

 

FUente